Quiero compartir mi primera reflexión contigo

Contarte que no quiero que este blog sea el típico de moda.

Llevo un tiempo pensándolo  y  no quiero ser una Blogger más.

Quiero que este rinconcito sea algo más que hablar de marcas o tendencias, quiero compartir algunas reflexiones sobre estilo de vida, algo de moda pero sobre todo mi intención es poder ayudar o  aportar valor a las mujeres que me rodean.

Me emociona compartir la información que voy descubriendo, saber que he podido hacer algo para que la vida de alguien sea  mejor compartiendo trucos o experiencias que aplico en mi día a día, compartir todo lo que sé sobre el mundo de la moda o sobre  desarrollo personal, emprendimiento y negocios o empoderamiento femenino.

Durante estos años y mientras trabajaba en mi proyecto personal, me he dado cuenta de necesario que es tener un referente o alguien que te motiva o inspira para que luches por tus sueños y conseguir ser quien quieres ser, por eso, después de meditarlo, porque no quiero perder el foco de mi idea inicial,  he creado  Comunidad Lady donde podrás encontrar Perfiles, Iniciativas y Proyectos de mujeres valientes que inspiran.

Espero que nos sigamos en las redes y si puedo ayudarte en algo para que tu vida sea más fácil que ayer, no dudes en contactarme!

 

  Enjoy life!

 

 

Good Morning Lady!

Me levanto, como cada mañana a golpe de “Dogs days are over“ de Florence and the Machine, lavado de cara, crèpe de avena y café bien cargado y poder afrontar la avalancha de to-do’s  pendientes para el día.. Hasta que el móvil me avisa que es lahttps://amzn.to/2WRKutg hora de la sesión de ejercicios para tonificar diariamente el cuerpo con posterior ducha y make up express correspondientes y a ponerse en marcha con el oot anteriormente preparado junto con el tupper de la comida para el medio día, ¡of course!

Y cuando dan las 5.30, hora punta de salida y vuelta a casa para poner un poco de orden, organizar el día siguiente y un poco de running hasta la hora de volver a arreglarse, que esta vez toca la inauguración de un nuevo local de tapas y música en directo y ya sabes lo que supone: comer cosas “que no debería”  y algún Riberita, entre vaso de agua y vaso de agua.

Una vez en casa, hogar dulce hogar y con los pies que ni los siento toca recapitular el día, ejercicios de agradecimiento, meditación o algún postcad relajante que me deje frita y ya solo soñar y esperar a ver a que me tiene preparado mi querida ciudad que tanto me encanta.

Y dime, ¿Cómo es un día en tu ciudad? ¿La cambiarías por otra?

Mil gracias por tu tiempo leyendome, Cheers!

 

Follow my blog with Bloglovin