Prácticas o hábitos para sacar lo mejor de la vida.

Es alucinante lo importante que es introducir un hábito en tu vida.

Cuando nos proponemos un objetivo o meta a hacer a partir de un momento determinado nuestra cabeza ya lo está interiorizando. Y una vez convertido en hábito, nos volvemos máquinas con el piloto automático, y yo no me he dado cuenta hasta ahora, pero soy muy robot en ese sentido.

Por eso hoy te quiero compartir mi TOP 10 de hábitos mañaneros que cumplo desde hace unos años y que han hecho que mi vida haya sufrido un cambio muy notable, que me levante con muchísima energía y lo de todo cada día.

1.Lévantate cada mañana 2 horas antes de lo que estás acostumbrada.

Aprovecha las horas de silencio en la mañana en la que los demás duermen podrás aprovechar mucho más el tiempo.

2.Lavate la cara con agua fría.

No hay nada que espabile más a alguien, al principio te costará pero el día que no lo haces tu mente te avisa de que algo te falta.

3.Desayuna ligero y sano.

Mi café no me lo quita nadie, pero si que es cierto que cuando cambié las tostadas o galletas por la avena he notado muchísima diferencia.

Por cierto que no tomo nada de azúcar en todo el día por prescripción medica y si, es posible vivir sin «algo dulce».

4.Escribe 3 cosas por las que te sientas agradecido cada día,

Para eso yo utilizo el diario de los 5 minutos , desde que lo comencé a hacer me cambio la vida y que recomiendo a todo el mundo porque te hace ver tu día de manera anticipada, te ayuda a planificarte y te acabas enfrentando a él como con más valentía.

5.Haz 30 minutos de ejercicio, caminar o baile.

Si como a mi, la música, la buena música, te cambia el estado de ánimo de un segundo a otro, solo tienes que:

a)Elegir una buena BSO para empezar a venirte arriba.

b)Ponerte encima de tu bici estática, stepper, o hacer sentadillas y moverte sin parar durante un rato y si puedes salir a caminar rápido por la zona.

¡Te renueva de una manera impresionante!

6.Rodéate de gente que vive como tu quieres vivir.

Deja ir a la gente que consideres tóxica y que creas que no aporta nada en tu vida y sobre todo en las redes sociales, deja de seguir a personas o cuentas que no te aporten o que no vayan con tu estilo de vida o forma de ver las cosas.


7.Sé la persona más amable que conoces.

Da los buenos días, las buenas noches y saluda a toda persona con la que te cruces en el transporte público o en tu edificio.


8.Lee como mínimo media hora al día sobre temas que te interesen.

Yo antes no era de leer tanto, y aunque me lo decían desde pequeña, hasta que no lo he visto por mi misma no lo he hecho, pero he descubierto que el leer es poder, así que aquí podréis encontrar recomendaciones sobre libros de crecimiento y desarrollo personal, mujer y emprendimiento.

9.Enfrentate todas las semanas a uno de tus miedos.

Todas las semanas me enfrento a mi misma con alguno de ellos, aunque sinceramente, tengo aun pendiente uno que se me resiste que es el hacer videos o reels en Instagram.

10.Vete a la cama temprano.
Tal y como está la Televisión normal por las noches, en mi opinión no merece la pena perder horas de sueño por verla. En su lugar, nosotros en casa nos estamos acostumbrando a ver una película todas las noches y así, de acuerdo a nuestros horarios, podemos decidir a la hora que acaba.

Espero que pueda haberte inspirado y me gustaría que me cuentes cuales son los hábitos que piensas que más has interiorizado en estos meses.

3 Simples pasos para enfocar tu mente en una tarea.

Seguro que te ha pasado que comenzabas una tarea un día y a los diez minutos ya estabas distraída con alguna aplicación, correo electrónico u otra cosa y te enfadas contigo misma porque no has conseguido acabar aquello que te habías propuesto. Pues tengo una buena noticia y una mala.

La mala noticia es que no eres la única a la que le pasa eso en el mundo mundial, y la buena es que la atención es un músculo, y como todos los demás músculos, hay que fortalecerlo, por eso hoy vengo a contarte los 3 pasos que tienes que seguir cuando veas que estás perdiendo el foco de la actividad que estas desarrollando.

Es decir, cuando notes que tu mente se dispersa, deberás seguir estos puntos:


1.Detecta que está dispersándose. No es lo que tenías planeado pero es así y debes aceptarlo.


2.Llevala de vuelta al objeto del enfoque. Eres consciente de que puedes volver al sitio en el que estabas y de ti depende esa elección.


3.Una vez enfocada de nuevo, mantenla enfocada tanto tiempo como puedas. La secuencia volverá a repetirse a si que en cualquier momento tu mente volverá a alejarse de tu enfoque original.

Espero que te haya servido de ayuda para comprender que la naturaleza de nuestra mente es divagar y a situarse lejos del foco o el objetivo que queremos conseguir.

Te invito a que lo pongas en práctica en tu día a día y me cuentes si has notado algún resultado diferente en el proceso de conseguir tus metas.

Follow my blog with Bloglovin