#reflexionLady de la semana

Muchas de las que compartimos contenido en las redes sociales pasamos por ahí casi todos los meses al menos una vez y es que estoy segura de que alguna vez te has preguntado que haces tu hablando de un tema si no eres experta.

Pues tengo que decirte que es tu mente intentando quedarse en la zona de confort.

Por eso quiero ayudarte contándote que no le hagas caso a tu mente, ya que  si has buscado  información o has vivido una experiencia relacionada con lo que estás contando, creo que no hay nadie más indicado que tu para hablar de ello.

Y sí, esto es a lo que llaman el síndrome del Impostor y que tanto se lee por las redes últimamente.

Yo lo siento continuamente y por eso elegí una de mis frases favoritas para tenerla todos los días delante y no dejar que mi mente me gane la batalla o me desvíe del objetivo o sueño quiero hacer realidad:

Por eso quiero animarte a que desde hoy en adelante..

Compartas todo lo que creas que tengas que decir, cuenta tus experiencias que seguro que ayudan a otras personas en algún aspecto, Comenta cosas que has leído o escuchado de otras personas, en resumen:

¡Háblale al mundo  de tu pasión  y déjate llevar!

Feliz 8 de Marzo.
 
Aunque yo soy de las que piensan que todos los días del año son 8 de Marzo, no podía dejar pasar esta ocasión para compartir mi reflexión con vosotras sobre lo que para mi significa el papel que ha ido adoptando la mujer en el ámbito profesional en los últimos años.
Cuando empecé con mi emprendimiento, fue cuando descubrí la cantidad de mujeres alrededor del mundo que consiguen la independencia económica creando sus propios negocios o trabajos, y convirtiéndose por tanto en una figura relevante en la economía de cada país, ya que, con su trabajo diario, también acaban generando riqueza para los diversos países, por lo tanto ayudan también al crecimiento y evolución de la economía de un país.
 
En mi caso siempre he tenido un ejemplo muy cercano en casa que es lo que me ha hecho creer que es posible luchar por ser quien quieres ser y
por eso me gusta también recalcar la importancia del papel ejemplificador que tenemos todas y cada una de nosotras ya que con nuestro rol en la sociedad y la huella que estamos dejando estamos enseñando a las generaciones futuras que es posible vivir haciendo tu sueño realidad sin tener que depender de nadie.
Pero lo que también creo que se debería comentar más a menudo en los colegios y las universidades es que las mujeres podemos ser capaces de montar negocios o crear puestos de trabajo ayudando a otras mujeres a que tomen las riendas de su vida y consigan la independencia económica, pero sobre todo, que juntas también podemos contribuir a que un país salga de una crisis o evolucione hacia una economía más sana.